Sobre Glov

Cambiar la vida de sus client@s a través de productos innovadores y de alta calidad. Con este objetivo, Monika Żochowska y Ewa Dudzic-Filaseta, dos jóvenes emprendedoras polacas, fundaron GLOV en 2012. Más de una década después, sus productos los utilizan millones de mujeres en más de 60 países y han recibido numerosos galardones del sector de la estética, la belleza y el cuidado personal. 

Crear respuestas a sus propias necesidades para, por ejemplo, desmaquillarse de forma efectiva, fácil y sin derrochar mil productos, fue el punto de partida. Todo empezó -explican las propias fundadoras de GLOV- “porque nos faltaba el desmaquillante perfecto para que una tarea tan aburrida y cotidiana se convirtiera en un agradable ritual de SPA en el propio baño… Al mismo tiempo, queríamos que fuera respetuoso con la piel y el medio ambiente. Teníamos una visión muy clara del objetivo que queríamos lograr: brindar a cada mujer del mundo una solución desmaquillante que fuera natural, ecológica, fácil de usar incluso cuando estás de viaje y fuera respetuosa con la piel”.

Sobre esta base, el core business de la marca se centra en el desarrollo de productos que consiguen mejorar la belleza a través de los recursos naturales más potentes y la innovación, con una clara orientación además a la preservación de la naturaleza y un firme compromiso con el futuro de nuestro planeta. Sus productos están libres de sustancias tóxicas y nocivas para el medio ambiente, así como de metales pesados y colorantes. Además son totalmente veganos, por tanto libres de materiales de origen animal, y no testados en animales. Cuentan con certificaciones crueltyfree y vegan

Reutilizar, recuperar y reciclar son sus tres mantras. Por eso, por una parte, sus manoplas tienen una vida útil de más de tres meses (reemplazando así el uso de otros productos de cosmética y cuidado personal); y, además, están fabricadas con materiales reciclados (certificado GRS), reutilizables y 100% reciclables nuevamente. De hecho, gracias al proceso de reciclaje de materiales, los productos Glov tienen otra vida, convirtiéndose en algo con nuevo valor de uso, como son bancos de parques y jardines, maceteros, farolas y otros elementos urbanos. 

banco reciclado glov
Scroll al inicio